My Cart
0.00
Blog

¿Sabías que la Miel de Manuka ayuda a combatir la Helicobacter Pylori?

La Helicobacter pylori es una bacteria que infecta el estómago del 50% de la población mundial, y la mejor manera de combatirla es con antibióticos, así que en este consejo os vamos a mostrar como unos de los antibióticos naturales más potentes como es la Miel de Manuka de Nueva Zelanda os puede ayudar a combatirla.

¿Qué es la Helicobacter Pylori?

“Helicobacter pylori” es el nombre que se emplea para hacer referencia a una bacteria que se encuentra en el estómago de los seres humanos y en concreto en el epitelio gástrico, es decir, en la mucosa estomacal.

Su forma helicoidal, que explica el término “Helicobacter”, ha sido relacionada por diversos expertos (Brown, 2000; Yamaoka, 2008) con la adaptación que ha tenido con el paso del tiempo esta bacteria al hábitat del epitelio gástrico. Es por ello que se cree que la peculiar forma de la Helicobacter pylori se ha desarrollado para poder penetrar más fácilmente en estos tejidos.

Esta bacteria fue descubierta en el año 1982 por los científicos australianos Barry Marshall y Robin Warren en el estómago de un paciente con gastritis (inflamación del tejido que recubre el estómago) y con úlceras estomacales, y en la actualidad se sabe que sólo 1 de cada 5 personas infectadas de Helicobacter pylori muestran síntomas por lo que se cree que esta bacteria está siendo muy importante en las disfunciones que sufre nuestro estómago. Es por ello que, aunque la presencia de Helicobacter pylori se ha asociado a enfermedades de diferente gravedad variable; además de la gastritis y de las úlceras en el estómago y en otras regiones del sistema digestivo, sabemos que esta infección aumenta el riesgo de desarrollar un cáncer de estómago.

¿Cómo se contagia y Prevalece?

Se calcula que la bacteria Helicobacter pylori está presente en el tracto intestinal de más de la mitad de la población mundial (Amieva y Peek, 2016), lo cual convierte a esta infección en la más común que existe en todo el mundo (Pounder, 1995). Aunque su prevalencia está descendiendo de forma progresiva, sigue estando muy extendida en los países pobres (Malaty, 2007).

En cambio, la infección por Helicobacter pylori es menos habitual en países más ricos en los que la mayor parte de la población tiene menos dificultades para acceder a la higiene básica y a servicios sanitarios de calidad. Así, sólo el 25% de la población occidental está infectada por esta bacteria.

Esto se asocia de forma particular a la facilidad para disponer de medicamentos antibióticos; además, productos con efectos similares se aplican en las granjas, lo cual disminuye el riesgo de contagio a través de alimentos.

En la actualidad no se conoce con detalle el modo de contagio de Helicobacter. Sin embargo, la hipótesis más plausible es la de la transmisión de una persona infectada a otra sana a través del contacto de materia fecal, saliva o placa dental. La vía de recepción del virus parece ser la oral y con frecuencia se debe al consumo de agua contaminada.

Deja tu comentario

Organic center